veladuras

el perfil de luz en los rostros, las esquinas, las páginas y las ropas, el sol sobre los vidrios fríos, las cosas que contar, la melancolía

se duplican como por una distancia

Entre el yo y yo hay un él que abisma la cuestión

una especie de algodón mojado en éter que mulle infinitamente la existencia

hay que hacer tiritas las telas del fantasma / asustarlo y que se muera de enredo él/ fantasma / como un niño miedo que era una niña/ fantasma

te acepto tres veces cada vez que canta el orgullo y te sacrifico, bestia

(al cabo, todo lo que teníamos para escribir se dijo ya en el primer poema)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: