Composición tema la vaca

Informe

Se da cuenta en la siguiente presentación de la experiencia indicada según ficha de trabajos prácticos para residentes N° 36.

Primer paso

Se controla la higiene del medio y de los participantes.

El aire no está viciado, sí un tanto por demás húmedo, lo cual disminuye la eficacia de los pulmones entre los participantes afectados a la tarea del control de circulación de animales. El suelo es notable y olorosamente fértil. Fuera de esto, solo puede registrarse cierta polución sonora producto de la combinación inarmónica de unos pajaritos en el sauce próximo a la manga y el motor regular de una cosechadora en el cuadro lindero. Esto se considera relevante para evaluar la posibilidad de aconsejar al encargado del establecimiento cierta consideración por los animales a nuestro cargo en protección de su estrés.

En relación con nuestras propias condiciones de trabajo, hacemos uso de los guantes reglamentarios. Debemos, sobre ello, dejar constancia de que la disminución de la sensibilidad que esta barrera de látex establece en beneficio de la asepsia de nuestra operación actúa en desmedro de la calidad de nuestras observaciones y acrecienta el rango de error en la medición de los resultados.

La vaca está limpia, gorda, brillante. No parece muy comprometida con la tarea pero tampoco se la ve afectada por ella: como su nombre lo indica, tiene cara de nada.

Segundo paso

Se preparan los materiales.

Se controla la temperatura de la sustancia que se presenta en su aspecto según lo describe el manual de instrucciones: en su forma natural líquida, de aspecto lechoso, medianamente espeso, de transparencia reducida sin ser nula. No puede apreciarse si tenga algún olor específico pues los recipientes están herméticamente protegidos contra cualquier forma de contaminación según normas de seguridad IRAM, boletín N° 8783/99-5.

Con el contenido de las probetas se carga la pipeta hasta la señal de la línea roja. Se vacía todo resto de aire según el procedimiento habitual. Se acomoda la pipeta entre los dedos índice y mayor con apoyo en la segunda falangeta del gordo.

Tercer paso

Se observa visualmente hasta donde es posible la superficie a penetrar y se toma nota de sus dimensiones y cuenta de que la altura del orificio ya presente facilitará la tarea. Se concluye que lo más conveniente será comenzar por la inserción de los dedos portadores de la pipeta, que serán seguidos inmediatamente, en la medida en que el espacio lo permita, del resto de la extremidad superior derecha del experimentante.

Se hace necesario al emprender la tarea ejercer cierta presión sobre el tejido fruncido que obtura el orificio hacia el interior del espacio exterior del cuerpo. Habiéndose notado un movimiento poco prudente se solicita a Cacho que retenga la bestia, que acaso se resista, y se establece una prudente distancia de sus patas posteriores (de las de la vaca). Se registra el cambio de temperatura entre el exterior y el interior, siendo este notablemente más fresco dada la altura del año y el curso de adrenalina por el cuerpo del experimentante que deberá ser asistido regularmente con una toalla por su compañero de estudios, el Dr. residente Romualdo Gorostiaga.

Una vez dentro, en el primer cuarto del tramo, no se registran latidos en la zona con la que se toma contacto, sí en cambio, la resonancia del funcionamiento de órganos próximos en movimientos regulares y la consistencia de los huesos próximos (lo que deberá estudiarse porque no deberían serlo tanto). El carácter acuoso del medio empieza a percibirse allí donde el conducto que se recorre demuestra la inapropiada y, por tanto, inútil longitud de los guantes.

Dada la reducida altura del experimentante se revela claramente como inapropiada, para alcanzar la zona perseguida, la proporcional longitud de su brazo. Se vuelve sobre los pasos del procedimiento realizado, con gran molestia del animal, notoria en la vibración que sobre el segmento de cuerpo del practicante que ha quedado en el exterior lo hace tremolar a causa del mugido.

Al salir la mano como última parte de la extremidad, se siente el calor del medio ambiente que empieza a evaporar los jugos que la empapan y se verifica con ello la pérdida, en un tiempo no determinado -pero con seguridad reciente-, del guante en el interior del animal.

Se entregan, a efectos de la efectiva inseminación, los materiales restantes, al compañero de experiencia, Dr. Romualdo Gorostiaga para que intente su práctica, que se descuenta será exitosa, cuenta dada de que mide 1,86 mts., lo cual prueba el efecto nutricio de las proteínas en la crianza de las clases prósperas.

Anuncios

3 pensamientos en “Composición tema la vaca

  1. ´´el tema es el tema´´.el tema es la vaca, en realidad siempre el tema es la vaca.
    yen invierno salir con piloto, en verano atarse el pelo, tener novi”, trabajar,para estar en este mundo hay que aceptar que el tema siempre sera la vaca y las vacas son ajenas.
    miles de besos

  2. el tema es el tema.El tema es la vaca, en realidad el tema siempre es la vaca,
    y salir con paraguas en invierno, atarse el pelo en verano, cumplir con lo que la sociedad exije.
    Tener novi@, trabajar.
    Saber que el tema es la vaca, y por el otro, que las vacas, gracias a Atahualpa, son ajenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: