Una

No porque no

fuera linda

o su fealdad malintencionada

no

la elegí

a tientas

tan desatinadas

¡sus manos siempre!

de ningún modo

es

porque con el filo de la pupila persiste en

que mi retina repita

que la repito

No por su tersa distancia

No por su tiempo enajenado en la piel

No

porque a los pelitos de mi nuca se les erice

nada

¡con ese aliento tabáquico en el canto!

No

porque en la palabra remueva escombros

De arrullo

De tango y un muladar

De esquiva lascivia en una butaca maldita

No

por ese gesto límite

Porque nadie ha vuelto de él.

No.

Me enamoré de una mujer una

Enamoré de puro mujer

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: